domingo, 18 de marzo de 2007

¿amar es un arte?

Actualizo después de no sé cuanto tiempo, incluso hay un parentesís para demostrar que el Señor de los anillos es muy "heavy"...en fin.


En el texto anterior comentaba el gran estupor que me causo el pensar en eso de las relaciones, como casi siempre, recurrí a uno de mis libros de "sociología" favoritos, el de "El arte de Amar" de Erich Fromm. Ante la fragilidad de las relaciones sentimentales modernas, la lectura de este libro puede ser bastante útil.


A través de este pequeño libro, Fromm explica que eso de "amar" es una un fenómeno que nos ayuda a superar nuestro estado de separación respecto al mundo -el social entiendo yo-. El amor más allá de una relación específica con una persona, es una actitud que puede cobrar distintas formas: amor fraternal, erótico, materno, a Dios, a la naturaleza, al rock and roll, etcétera, etcétera...


Desde mi punto de vista, lo más importante del libro sería que:


- El "amor", más allá de ser una relación placentera, es un actitud que requiere esfuerzo y conocimiento, primero de uno mismo y después del "otro".

- Las relaciones fallan porque todo el mundo está empecinado en "ser amado" mas que en "amar", no me refiero al rollo hippie ese de repartir amor a diestra y siniestra, sino al hecho de que la gran mayoría no tiene esa capacidad de entregarse por completo a otra persona, relación, idea, etc.

- En la actualidad mucha gente busca ser "amad@" a través de mecanismo sociales como la posición económica, el "sex-appeal", el dinero, el éxito laboral, la popularidad y todas esas mierdas.

- La gente cree que el rollo del amor es la de tener un objeto y no una facultad. Así que de lo que se trata es encontrar un "objeto" al cual querer. Dada que nuestras sociedades están basadas en la idea del intercambio y el dinero, de lo que se trata es de encontrar un "objeto" al cual amar dentro del "mercado sentimental" que suponen las relaciones sentimentales de hoy en día. En este sentido un hombre o una mejer atractivos son el mejor premio que se puede conseguir. ¡Ojo!, que en este intercambio influye siempre la sociedad y las tendencias comerciales, así que si antes en las sociedades occidentales un hombre debía ser agresivo y ambicioso; ahora debe ser tolerante, sociable, abierto, cuidar su aspecto y demas cosas de esas.

- Lo de estar enamorad@ no es un problema; lo que sí lo es es permanecer enamorad@. Ese es el punto del post anterior.


Así es amigos, no existe ninguna otra actividad o empresa que se incie con tan tremendas esperanzas y expectativas, y que, no obstante, fracase tan a menudo como el amor, ¿o no?...

israel

5 comentarios:

Señorita Anhelo dijo...

O sea, pero siglos de condicionamiento, imposible de revertir.

Lili Evil dijo...

¿Imposible? No lo creo así.

En lugar de leer ese pequeño librito (en cuanto a cantidad de palabras y centímetros de grosor) debiéramos estar tomándole la mano a es@ alguien que nos provoca suspiros, a quien nos saca lágrimas y risas no planeadas, y a quien nos hace generar calores nerviosos... ¿no crees?

¿Estamos perdiendo el tiempo con tanta lectura y nada de acción?

Si leyeras menos serías más feliz (qué infelicidad sería esa).

Ese Fromm nos dice que debemos ser activos en los menesteres amorosos; así deben ser las actitudes, muy movidas, imparables.

***
Ya quiero que llegue, ya siento que toca el timbre...

Cigarra dijo...

Un libro fundamental. Yo lo mandaría leer por obligación en los institutos. Me lo han mangado tres veces y lo he vuelto a comprar siempre. Es de los que hay que tener, y releer.

Francisca dijo...

Perdona que insista pero ya que me has autorizado a indicar tu blog entre mis favoritos, necesito para poder hacerlo los sisguientes datos:

1º Tu http://
2º El nombre de tu blog

Perdona las molestias pero sin estos datos, el programa de Blogger no me acepta la aparición de tu link.

Francisca dijo...

Puede serlo para quien lo practica como oficio artístico. Podría servir de ejemplo un personaje de ficción como Don Juan Tenorio. Las geishas. Otras. Otros. No sé. A mí, como yo lo he vivido, me ha parecido siempre un sentimiento muy profundo: algo como una sed imposible de saciar y un sueño imposible de realizar. Entiéndase que digo en la parte espiritual, porque es tan profundo que no hay nadie capaz de colmar ese vacío. Quizá el problema se genera en la cuna cuando los brazos, el calor, y los arrullos se quedan con nosotros para siempre, agazapados y a la espera.